¿Soltero? No más noches solitarias

A veces pasas que llega el momento de pasar noches largas y solitarias ya que tu chica está de viaje o andáis soltero al momento. Te encanta masturbarte (y ahora lo haces más seguido) pero ya estas aburrido de la misma sensación de tu mano todos los días. Entonces te vas a de visita al sex shop buscando algo que haga ese toque de tu mano más interesante y te consigues con anaqueles llenos de masturbadores para hombres que te abruman por la cantidad de opciones que te ofrecen. Para que no sufráis más, te traemos una guía práctica con los principales tipos de masturbadores que puedes conseguir.

El encanto de las vaginas

Si vas a adquirir un masturbador ¿por qué no comprar la mejor opción? Esta es la famosa vagina fleshlight que viene en forma de linterna por la parte exterior y por dentro tiene un material muy realístico que puedes fácilmente sacar para lavarlo con comodidad.

Internamente tienen patrones en relieve que permite una mejor sensación a la hora de usarlas, y por la parte de afuera tienen distintos modelos; las que tienen forma de vagina son las más populares, pero también las podéis conseguir con forma de ano y de boca. Seguramente vas a conseguir al menos un modelo de estas en la sex shop ya que las hay para todos los gustos.

Algo menos extravagante

Para aquellos que buscan algo más pequeño y discreto están los masturbadores más sencillos. Son un poco menos estrafalarios que la fleshlight pero por dentro vienen con materiales que proveen buenas sensaciones. Además, los podéis conseguir con distintos patrones internos de relieve para diferentes sensaciones.

Hay algunos, que al no tener un exterior rígido, podéis fácilmente apretarlos con la mano y así tener mayor fricción. Si estás buscando una opción más económica y conveniente, este tipo de masturbador será tu mejor amigo.

Una alternativa económica

En el mundo de los juguetes sexuales, hay algo para todos los presupuestos desde muñecas hinchables, lubricantes y estos masturbadores. Si tenéis uno muy limitado o no estás dispuesto a gastar mucho dinero en juguetes, también hay opciones que son muy económicas. Últimamente, hay marcas que han desarrollado una serie de masturbadores que a simple viste parece un huevo de gallina.

Son ovalados y vienen con una cubierta, al destaparlos te fijas que están hechos de un material muy suave que permite que el huevito se estire al colocarlo en la punta del pene y bajarlo. También poseen relieve interno para mejor sensación, pero ten en cuenta que este tipo de juguetes, aunque se pueden lavar,  resisten alrededor de tres usos.

Siempre hay algo para todos los gustos, sólo tenéis que definir bien tu presupuesto, cuantas veces lo piensas usar y que material te gustaría más. O quizás podéis ir probando varios poco a poco. La decisión (y el placer) está en tus manos.

 

Los comentarios están cerrados.